EDITADO: Pese a que este artículo es el primero de este blog que consiguió un buen número de visitas y un buen posicionamiento en Google, se ha quedado anticuado. Ya no es necesario enredar por la carpeta /data para personalizar los tonos de LINE, parece que entraron en razón. En las últimas versión solo es necesario entrar en Configuración/Notificaciones/Otros para acceder a todos los tonos de notificación que tengamos instalados en Android incluidos los nuestros personalizados. Voy a dejar el post activo porque es parte de la historia de este blog, pero vamos, que a día de hoy, el tutorial ya no es útil 😉

Con la desaparición del periodo de pruebas que se renueva solo de Whatsapp, su trono como rey de las aplicaciones de mensajería se tambalea de forma importante. Y no es para menos. Además de tener muchos alternativas gratuitas, casi todas lo superan en cuestiones como frecuencia de actualización, estabilidad de sus servidores, privacidad, funciones como la VoIP…

Y como se puede observar en su primer puesto del ranking del Play Store, la aplicación que está recogiendo el testigo es LINE, una aplicación gratuita de origen japonés, bastante atractiva y con muchas opciones.

Me dejo ya de rodeos. La cosa que más nervioso me ponía de LINE en Android es que no puedes incluir tonos de notificación personalizados, solo puedes usar los propios de la aplicación y los predeterminados del sistema. Seguro? Pequeño truco/ñapa a continuación

(If you prefer the english version, the translation is here)

Como podreis comprobar, al menos a día de hoy, meter tu archivo en la carpeta Notifications de la tarjeta SD no funciona. Y meterlo en /system/media/audio/notifications tampoco. De hecho, en cualquiera de los dos casos, Android lo reconocerá, pero LINE no.

La solución es engañar a LINE, modificando con nuestro archivo personalizado uno de los tonos de notificación predeterminados del sistema.

REQUISITO IMPRESCINDIBLE: Necesitas tener acceso root a tu movil para seguir estas instrucciones.

AÑADIDO: Como podeis leer aquí, si rooteas el movil dejarás de tener acceso a los juegos de LINE sin buscar una versión pirateada de los mismos. Por mi parte se los pueden meter por donde les quepan, pero yo aviso.

Paso 1: Los tonos predeterminados de Android están en formato OGG Vorbis, convierte tu tono a dicho formato (con Audacity por ejemplo, abres el archivo y lo exportas como OGG)

Paso 2: Este es obvio, mete el archivo al móvil

Paso 3: Con ayuda de un navegador de archivos que permita acceso de superusuario (como Root Explorer), copiamos nuestro tono personalizado y lo copiamos dentro de la carpeta /system/media/audio/notifications

Huelga decir que ojo con lo que tocamos dentro de la carpeta /system, no?

Paso 4: Localizamos un tono de notificación que no vayamos a usar y le cambiamos el nombre de archivo, manteniendo la extensión. Y el antiguo nombre de archivo, se lo ponemos a nuestro tono personalizado.

Paso 5: Modificar los permisos de nuestro archivo personalizado con nombre trucado a rw-r–r–. Puesto que muchos os habreis quedado como estabais, os pongo una captura de pantalla de como ha de quedar en Root Explorer

Screenshot_2013-03-22-03-44-24

Paso 6: En LINE, Ajustes -> Notificaciones -> Tono y elegimos el archivo suplantado

Como podeis observar, el proceso es absurdamente complejo para un objetivo tan inocente como cambiar el tono de notificación por uno propio… pero funciona.

Si os ha resultado útil, quizás os interese echar un ojo al resto del blog. Gracias por visitarnos!

Anuncios