Thomas-Was-AloneHace poco se me cruzó una PS3 de outlet a un precio que no pude rechazar y hace menos me recomendaron encarecidamente el servicio de PlayStation Plus (del que probablemente hablaré en un futuro cercano y con el que estoy bastante contento).

Y en esta época, en la que desde los lobbies del copyright se intentan demonizar las conexiones ADSL por ser la razón única de la piratería (de quien va a ser la culpa si no), en el momento en que tuve el PSPlus puse a descargar 50 gigas de contenidos legales y pagados. Entre ellos, el juego del que trata esta entrada, Thomas was alone.

Sin llegar a entrar al juego en sí, se nota que la estética es parte fundamental del videojuego, con un estilo muy minimalista y limpio, bastante atractivo, apuntando maneras de cómo va a ser también la parte visual del juego.

Una vez dentro, encontramos un juego de plataformas/puzzle bastante inocente en principio, en que hay que llevar un pequeño rectángulo rojo llamado Thomas a un portal (no es la única referencia al Portal que se hace durante el juego) que lo teletransporta al siguiente nivel.

Según pasan los niveles, van apareciendo más “personajes” (más rectángulos y cuadrados xD) con distintas capacidades, saltar más alto, flotar en el agua, elasticidad para saltar sobre ellos… de forma que es necesario el uso de todos los personajes disponibles en cada escenario para poder pasar de nivel. Por ejemplo, continuamente es necesario el uso de los distintos personajes como escaleras para permitir que lleguen a sitios más altos los personajes con menos potencia de salto, o atravesar masas de agua con Claire (un gran cuadrado azul que flota) a la que después hay que ayudar a subir a las plataformas ya que salta muy poco.

original

Esta idea tan simple se ve arropada por el argumento que se va exponiendo en forma de voz en off al principio de cada nivel. Pese a que en principio los personajes son figuras de colores, la historia que va exponiendo la voz en off le da un carácter distinto a cada personaje e incluso consigue que hacia el final del juego nos hayamos aprendido los nombres de los distintos rectangulitos de colorines (Thomas, Chris, John, Claire, Laura… xD)

La parte de los puzzles tiene una mecánica muy simple, las únicas interacciónes disponibles son saltar y cambiar de personaje, que como ya he mencionado, es fundamental para pasar de nivel. Los escenarios, aparte de los obstáculos a los que hay que subir y los portales en los que hay que meterse para pasar de nivel, tienen interruptores que modifican el escenario (que siempre hay que pulsar, no hay trampas de ningún tipo), pinchos y agua, que matan al personaje, devolviendo solamente a ese personaje al último punto de guardado del nivel. En los últimos niveles aparece también la figura de los modificadores, que dan poderes extra a los personajes, dan algo más de variedad a los niveles.

La música también acompaña en el minimalismo del Thomas was alone, con melodías de piano muy ambientales, algo repetitivas en ocasiones, pero muy bien integradas en el juego.

La dificultad del juego es más bien baja, los primeros niveles actuan como tutorial y con cada incorporación de un nuevo personaje hay un par de niveles para aprender sus peculiaridades. Esto hace que sea un juego ligero para todos los públicos, que no supone un gran reto y en el que dificilmente alguien se quedará atascado antes de acabarlo. Esto podría hacer que gente se cansara del juego antes de acabarlo por su escasa dificultad, pero su belleza y su brevedad (si te pones tonto, en una tarde lo acabas) ayudan a que llegues hasta el final, hipnotizado por los rectangulitos y su pequeña historia.

thomas-was-alone3

Es curioso como entre la ambientación y la narración logran darle un toque argumental muy curioso a un juego que de otra forma podria ser simplemente un juego de puzzle sin ninguna relevancia. Todo eso junto hace que sea un juego simple, pero muy bien acabado y muy cohesionado.

Original, original, no es. La inspiración con el universo de Portal se nota e incluso se hace referencia a ello en algún nivel (en el que Thomas oye hablar de una tarta que era mentira xD). Y pequeños juegos de plataformas/puzzle en los que el personaje ha de huir de su encierro también hay muchos (personalmente recomiendo este, Exit Path, al que estuve bastante enganchado en su momento). Pero lo bien hecho que está hace que te olvides de todo ello y que sigas jugando 😉

Disponibilidad? El juego está disponible para PC/Mac, PS3 y PSVita, por 8€ en Steam y alguna plataforma similar y al mismo precio en PSN para las dos consolas, y gratis este mes si dispones del servicio PS Plus.

La conclusión es facil, desde mi punto de vista. Si os gustan los puzzles y los juegos de plataformas, Thomas was alone es todo un caramelo, divertido y excepcionalmente bien hecho.

Anuncios