the-cave

Siguiendo con los juegos de PS Plus de este mes, hoy vengo a hacer un pequeño análisis de The Cave, la última obra de Ron Gilbert, una aventura gráfica interesante y ligera.

La trama gira en torno a una misteriosa cueva que ofrece distintos escenarios a los personajes que entran en ella, que tienen que lograr distintos objetivos. Y aquí es donde el juego enlaza con un clásico del género. El estilo de una aventura gráfica en la que hay que elegir varios personajes e irlos intercambiando para avanzar en el juego resulta curiosamente original para ser algo inventado hace 25 años con el Maniac Mansion, el primer juego de Ron Gilbert. Y los toques de humor en carteles, mensajes y narraciones tienen un estilo que quiere parecerse a otra de las obras maestras de Gilbert, la saga Monkey Island.

Con dos referentes tan icónicos, la pregunta es obligada: Llega The Cave a la altura de sus majestuosos antepasados?

the-cave

La respuesta es un rotundo NO, aunque no por ello sea un mal juego. La clave del juego es que quizás sea demasiado ligero. En esta época de FPS, las aventuras gráficas no se estilan demasiado y es posible que los creadores hayan pensado que rebajando la exigencia del juego podrían acercarse a público que generalmente no estaría interesado en una aventura gráfica… y eso es un error. Si a un loco del Call of Duty le das una aventura gráfica descafeinada… se quedará con su Call of Duty xD

El argumento tiene potencial pero está enfocado de una manera un poco infantiloide, y profundizando muy poco… para mantener corta la duración del juego, que se puede superar en pocas horas sin tener demasiada experiencia en el género.

Los personajes no tienen inventario, sólo pueden llevar un objeto en la mano de cada vez, lo que ralentiza bastante el tempo del juego, obligando a dar muchos paseos por los escenarios y en ocasiones a recorrerlos enteros si no recuerdas donde dejaste algo. La interacción entre los personajes para conseguir cosas es constante aunque suele ser bastante obvia, como que todos accionen una palanca a la vez o que uno sujete una manivela mientras el otro pasa por la puerta que se abre… se echa un poco en falta que la solución de los puzzles fuera algo más original en general.

Cada personaje tiene un poder especifico,  activables con el triángulo en la versión de PS3. Por ejemplo, el caballero puede ser invulnerable mientras esté parado o cayendo, el paleto puede aguantar la respiración de forma ilimitada y la viajera del tiempo puede teletransportarse a través de puertas. Esto obliga a usar a un determinado personaje para algunas acciones, pero vuelve a ser bastante obvio cuando es necesario, quitandole parte de la gracia.

TheCave1

La trama varía dependiendo de los personajes elegidos, con partes comunes que se pueden pasar de distintas maneras según los poderes de que dispongan los personajes seleccionados y partes específicas de cada personaje. Esto en principio le da al juego un inte para acceder a todos los escenarios y puzzles hay que pasarse el juego al menos 3 veces.

Los escenarios son bonitos, muy al estilo de las viejas aventuras de LucasArts con un toque más moderno, pero manteniendo un estilo simple, muy de dibujo animado… por lo que resulta poco comprensible que la versión de PS3 sufra de tirones de forma habitual. Considerando la nula dificultad técnica de sus gráficos, la optimización se la han tenido que pasar por el forro para que un juego tan inocente no vaya totalmente fluido.

Le estoy dando bastante caña al juego, pero tan malo no es… si no no me lo hubiera pasado. Es entretenido, facilito y corto, que es justo lo que busca ser. Se le echa en falta una originalidad mayor en la resolución de los puzzles y solucionar el hecho de que los viajes por los escenarios acaban siendo cargantes al no haber un inventario. Su corta duración se contrarresta un poco con el hecho de que con una pasada no ves todo el juego… pero dudo mucho que vuelva a cogerlo, al menos a corto plazo. Para novatos en aventuras gráficas puede ser un buen acercamiento al género y para los amantes de ellas, un pequeño pasatiempo.

Eso si, ahora, que Ron Gilbert ha cogido carrerilla, que se saque de la manga un clasicazo como los que hacia con LucasArts, y que nos deje a todos to picuetos.

He dicho.

Anuncios