2013-09-30 10.51.54Esta mañana en los cines Callao de Madrid se presentaba el esperado Beyond: Two Souls, el nuevo juego de Quantic Dream que pretende seguir los pasos ahondando en el camino que seguía Heavy Rain, conseguir una auténtica película interactiva que no cojee ni como videojuego ni como película. Tal vez lo consiga y tal vez no, pero no hace falta fijarse demasiado para ver la expectación que David Cage ha conseguido con este título

La presentación empezaba a las 10, pero quizás las condiciones climatológicas hicieron pensar a los organizadores que sería una buena idea permitir a los asistentes disfrutar de la heavy rain que bañaba las calles de Madrid esta mañana.

Tras la larga y húmeda espera, y ya acomodados en las butacas comenzaba el evento con un breve discurso de (creo) el vicepresidente senior de Sony España. No dijo gran cosa, aunque ya dejó entrever que Sony espera con Beyond acercarse a un público que generalmente no se interesa especialmente a los videojuegos, “como por ejemplo las mujeres”, según sus palabras textuales, que sacaron un merecido murmullo de desaprobación del público.

Beyond-Two-Souls

Después de un video promocional, David Cage subió al escenario a hablar del juego. En todo momento el tema estrella era la dualidad entre juego y película, que en Beyond promete estar más conseguida aún que en Heavy Rain, reduciendo al mínimo las escenas puramente cinemáticas y dotando de interactividad a todas las escenas.

Habló tambien sobre el cambio del sistema de control del juego. El manejo del Heavy Rain no es malo, aunque quizá no sea demasiado intuitivo en ocasiones y sobre todo, demasiado cargado de QTE (Quick time events, eventos rápidos en que tienes que pulsar una tecla). En Beyond, sin embargo, esos QTE se han eliminado cambiándolos por un sistema puramente gestual que promete ser más cercano y más fácil de usar para los que no tengan mucho control del Dual Shock

Para este mismo grupo de gente, tambien tenía otra cosita guardada David Cage. Según encuestas realizadas por Quantic Dream, una buena porción de los jugadores de Heavy Rain no lo hicieron solos, si no en compañía de su pareja, su madre o incluso su abuela. Hasta el punto de que en muchos casos, como dijo David Cage, el jugador fuera simplemente el que manejaba el mando y dicho acompañante el que manejaba al jugador, como un maestro titiritero. Para esa gente, que generalmente no se arrima demasiado a los videojuegos y puede no estar familiarizada con un mando de consola, para Beyond se ha preparado una app gratuita para iOS y Android para usar un teléfono o tablet como control, conectándolo por WiFi. No hay datos aun de que tal funcionará pero parece una buena y novedosa iniciativa que puede ser interesante incluso para los gamer si está bien llevada a cabo.

Otra visión posible de esto es que el Move Controller, no deja de ser un accesorio bastante minoritario para PS3 mientras que un buen porcentaje de los poseedores de una PS3 disponen de smartphone o tablet. Y viendo eso, es más rentable para el desarrollador optar por el accesorio que más gente tenga.

Y dado que Heavy Rain era un juego al que se solía jugar acompañado, han optado por incluir un modo cooperativo en el que un jugador controla a Jodie y otro a Aiden, el fantasma que la acompaña. Un toque de variedad bastante interesante desde mi punto de vista.

BEYOND_David-Cage_Ellen-Page-550x309

También estuvo un rato hablando de las avanzadas técnicas de captura de movimientos usadas en Beyond para animar a los personajes sin necesidad de realizar dos tomas por escena como era habitual, una para movimientos corporales y otra específica para la cara. Esto permitía una mayor fluidez en el rodaje y una mejor interpretación por parte de los actores. Un pequeño video mostró los trajes de captura de movimiento, las bolitas que colocaban en la cara a los actores para reconocer los gestos faciales, el atrezzo de tamaño real para dar más realismo a los movimientos… todo para conseguir un realismo total de movimientos y una expresividad facial dificil de superar.

Tras esto, subió tambien al escenario Willem Dafoe para participar en la entrevista, primero con las preguntas del que había estado haciendo la traducción de David Cage (con algún patinazo que otro, por cierto) y después, por parte de los medios acreditados.

Las preguntas hacia Willem Dafoe giraban en torno a su opinión sobre la experiencia que supone participar en un proyecto como Beyond y sus diferencias con una producción “habitual” de Hollywood. Dafoe, decía que la experiencia había sido algo extraña pero muy interesante, ya que el rodaje con captura de movimientos les obligaba a tener un nivel de abstracción muy elevado. Como decía otro de los actores en un video, era como jugar como un niño pequeño, imaginándotelo casi todo.

2013-09-30 11.27.03

La que para mí es la más importante de las diferencias que expuso Willem Dafoe es que en una película sabes dónde están las camaras y los planos que éstas pueden captar. Sin embargo, aquí las cámaras solo sirven para la captura de movimientos por lo que hay que actuar de una manera algo distinta, ya que en principio no sabes el enfoque que va a tener la escena.

Tampoco quiso mojarse en las preguntas sobre si el futuro de videojuegos y cine podría converger gracias a proyectos como este. De hecho a esta pregunta respondió con un parco “I don’t know”, que continuó con un “y si alguien lo sabe, que me lo diga”

No muy hablador pero cercano, Willem Dafoe también comentó que se vio inmerso en el proyecto porque se lo pidieron directamente y tras leer el guión, quiso participar.

news_photo_26942_1363892646

Las preguntas hacia David Cage no le hicieron decir mucho más que lo que ya había dicho, quitando las preguntas ligeramente capciosas sobre las críticas al Heavy Rain desde el punto de vista de un videojuego y de una película. A ello respondió que Beyond: Two Souls es un videojuego y que ha de ser juzgado como tal. Obviamente tiene un marcado componente cinematográfico, que es su principal reclamo, pero es un videojuego al fin y al cabo.

Sobre el estado actual de la industria del videojuego, David Cage lo comparó con la industria cinematográfica de los años 70, en la que las megaproducciones de Hollywood, más faraónicas que nunca empezaron a languidecer frente a pequeños nuevos proyectos con menores presupuestos y nuevos directores con ideas nuevas, como Scorsese o Brian de Palma. La verdad es que un juego como Beyond se acerca bastante más a la superproducción que al juego indie, pero dejó implícito su apoyo para los creadores independientes.

Cuando acabó la ronda de preguntas, hubo una breve despedida y en cuanto el evento se dio por acabado, Willem Dafoe salió perdiendo el culo sin quedarse a la ronda de autógrafos. Un rato de cola después conseguí un poster de Dafoe firmado por David Cage y otra firmita en mi copia del Heavy Rain. Ah, y un paquete de Filipinos. Además cuando salimos a la calle hasta había salido el sol.

Anuncios