IMG_20130219_224316

Desde hace una temporada estoy muy desconectado de las novedades de videojuegos para PC. Pero el otro día cayó en mis manos un panfleto de GAME y ví que está al caer un nuevo Sim City. Y al instante, el dedo de hacer click empezó a tirar de mi hacia casa, lleno de ansia por pinchar los botoncitos de un Sim City.

Al que más horas he echado es al Sim City 3000, que además de ser un juegazo, ostenta el hito de ser el primer videojuego pirata que he tenido nunca. Pero puesto que se trataba de celebrar el lanzamiento de un juego nuevo, me pareció más lógico hacerlo desempolvando el último episodio de la franquicia, el Sim City 4, de 2003

simcity4200509070001499

Tras la instalación y ajustes para que encaje bien en 16:9, vemos que como casi todos los juegos de Maxis, ha envejecido bastante bien. Los gráficos son bonitos y bastante realistas siempre que no se nos vaya la mano con el zoom, en cuyo caso podremos contar los píxeles con facilidad. Se echa en falta un nivel extra de zoom y algo más de detalle cuando vemos de cerca las cosas, pero tampoco es algo que estorbe demasiado.

Para aquellos que no sepan de qué va la cosa, los Sim City son simuladores de ciudad, en los que encarnas al alcalde de una población vacía con el cometido de convertirla en una urbe próspera y envidiada en toda la nación.

Y claro, recalificas zonas para construcción residencial, para un polígono industrial, para zonas comerciales, pones un colegio y una comisaria de policía y unos bomberos y muchos parquecitos y una planta de reciclaje y una depuradora y…

Y te arruinas.

fotosimcity4

 

Tras arruinarte, te mosqueas y haces que un volcán arrase la ciudad 😛

Realmente no es culpa del juego, pero el principal obstáculo de los Sim City es su dificultad. Pero insisto, no es culpa del juego. No es culpa del juego que gestionar una ciudad sea dificil. Esto hace que la curva de aprendizaje sea un poco empinada al principio, hay muchas cosas que aprender y muchos errores que cometer antes de conseguir que tus ciudades no sean un agujero negro para el dinero.

Viendo como los niveles de las arcas del ayuntamiento se reducen de forma alarmante decides dejarte de ser una buena persona y sacas las famosas tijeras

  • Subes los impuestos residenciales -> La gente se va
  • Subes los impuestos comerciales e industriales -> Comercio e industria se marchan, se crea desempleo y la gente se va
  • Recortas en educación -> En principio no pasa nada, pero a la larga tus habitantes son lerdos, no hay mano de obra cualificada, la industria se va
  • Recortas en sanidad -> La población se va… al otro barrio
  • Recortas en policía -> Aumenta la delincuencia
  • Recortas en bomberos -> FUEGOOO!!!

 

Y asi podríamos escribir una larga lista de cosas, que son de sentido común, pero que no parecen serlo tanto a la vista de la maravillosa gestión de muchos ayuntamientos, comunidades autónomas, y si me apuras, de todo el estado español.

La ventaja del Sim City es que, para comprobar los resultados de una determinada política, la llevas a cabo, pones la velocidad rápida en el juego y observas lo que pasa. Y si va mal, para otra vez no lo haces y todos felices.

Capturas_SimCity_4_Deluxe_Edition_Espa_ol_JUEGO_PC_Descargar_Full.By.Www.CompuGamesTV.Com.4

Sin embargo, en la realidad, desde que se lleva a cabo una política hasta que se ven sus resultados pueden pasar años. Y carta sobre la mesa, pesa, nada de llamar a Marty McFly para que le diga a tu yo del pasado que iba a arder Troya con aquella subida de impuestos que te rondaba por la cabeza.

Por todo esto, creo que muchos políticos, alcaldes y demás calaña deberían estar obligados por ley ha tener una buena cantidad de horas de rodaje con Sim City hasta que se les permita asumir ningún tipo de responsabilidad. Ya sabemos que muchos estan bastante doctos en el arte del videojuego, que aprovechen su tiempo con algo que los eduque.

Al fin y al cabo, mejor que aprendan todas las cosas de sentido común que enseña Sim City antes de que toquen el botón equivocado desde un puesto de alcalde de verdad.

Que luego las cobayas somos nosotros.

P.D. Sim City no tiene opción de ser un alcalde corrupto ni de recibir sobornos ni de dar trato de favor a tus amiguitos. Es un fallo importante en su realismo, pero qué le vamos a hacer.

Anuncios